lunes, 15 de julio de 2013

IEE. El Informe de Evaluación de los Edificos

El pasado 27 de Junio se publicó en el BOE la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas.

Desarrollo sostenible, competitivo y eficiente del medio urbano, calidad de vida, vivienda digna y a adecuada son las primeras pinceladas que nos encontramos en esta ley, pero para qué sirven las IEE.


En España, si por un momento nos olvidamos del boom imbiliario y de esas supercasas E, F o G, nos encontramos con un parque inmobiliario antiguo. Un parque inmobiliario que necesita competir en competencia leal con una vivienda nueva, ya que sólo la zona de residencia no será un factor para elegir donde vivir. Las condiciones de habitabilidad, el coste de mantenimiento, cómo esté el edificio, su eficiencia energética, sus condiciones de accesibilidad pueden ser y serán argumentos que pesarán más o menos a la hora de elegir dónde se quiere vivir. 

No todo vale, no debemos aceptar vivir en residenciales tipo ratoneras, no debemos tolerar pisos de 30,00 m2, si queremos tener una vivienda digna hay que exigir y esta ley viene a ser esto, una nueva exigencia, que igual se entenderá como otro impuesto para mejorar el parque urbano. 

En este país, todo lo que se impone se trata como un nuevo impuesto, pero acaso no nos damos cuenta qué en este país de "vivos", si no es por obligación no habría viviendas proyectadas con criterio, no habría vehículos que cumplan las condiciones de seguridad, no habría un tráfico ordenado, no habría un desarrollo, mejor o peor, pero minímamente planificado...

Centrándonos en la Ley, es de aplicación para edificios de tipología residencial, de más de 50 años, que cuando se proyectaron no había eficiencia energética, no había ley de accesibilidad ni tampoco los materiales con los que construimos hoy en día.

El informe de Evaluación de los Edificios viene a combiar dos informes que ya existían, por un lado el de la ITE, inspección técnica del edifico; y por otro el CEE, el certificado de eficiencia energética.

La función de este informe por un lado es asegurarse del mantenimiento de los edificios ya que si nos fijamos, de vez en cuando leemos alguna noticia de accidentes mortales por desprendimiento de elementos de fachada de los edificios y para no vivir bajo la cultura de la corrección, el IEE es un informe, que ayuda a prevenir, inspeccionando elementos singulares de fachada como volados, cornisas, barandillas, etc...

En lo que respecta a la certificación energética, que mejor que un informe que establezca un punto inicial, para si se quiere, con las recomendaciones, mejorar el edificio.

El otro fin que tienen las IEE, es que se prevee que se establezcan ayudas para las mejoras de los edificios y no se podrá acceder a ellas sin el preceptivo informe.

En definitiva, nos encontramos ante un nuevo trámite que esperamos que la vorágine del mercado no ningunee.



No hay comentarios:

Publicar un comentario